POR QUÉ LEER LIJ: 50 cosas sobre mí

Ante el desconcierto que a veces nos produce contemplar cómo nuestros “adolescentes” tropiezan, se escapan, se confunden, tienen conductas de riesgo y poca conciencia de peligro… podemos mirar hacia otro lado o bien tratar de escuchar, de entender. Para poder aconsejar, estar a su lado, acompañar. Eso es lo que hace Care Santos en este relato. Acompañar a sus personajes sin juzgarlos, con respeto pero con honestidad… Aquí unas poquitas razones para leer su última novela…

Deja un comentario