POR QUÉ LEER LIJ: La revolución de las perdices

Empezamos este año con Poesía. ¿Qué mejor manera de comenzar un curso? Las perdices están hartas: ¿por qué tienen ellas que terminar en el estómago de alguien para que la gente sea feliz? ¡Esto se va a acabar! Y, ni cortas ni perezosas, se lanzan a cambiar el final de todos los cuentos. Nunca un niño volverá a leer aquello de “fueron felices y comieron perdices”

porque-leer-la-revolucion-de-las-perdices

Deja un comentario