Reto Lector la rareza del mes: Octubre (Un libro escrito por una mujer #5)

Autor: Smith, Patti
Título: Éramos unos niños
Título original: Just Kids
Fecha de publicación original: Enero de 2010

Hablar sobre alguien es siempre hablar de uno mismo. Cuando escribimos una biografía transmitimos, lo queramos o no, aspectos de nuestra vida que se reflejan en la del biografiado como en un espejo que nos devuelve lo mejor y lo peor de nosotros mismos.

En “Éramos unos niños” Patti Smith habla de su relación con Robert Mapplethorpe. De él conocemos sus fotografías habitadas por personajes rotos, masoquistas y oscuros.

Fotografías que todavía hoy cuestan el puesto de trabajo a más de un galerista. Programar una retrospectiva de Mapplethorpe nunca es inocente, es casi una declaración de intenciones. Y normalmente se paga caro.

Pero Patti Smith lo conoció, en el sentido más profundo de la palabra. No nos esconde sus miedos, sus inseguridades, los deseos que movieron su vida (no todos responden a altos valores), el tiempo que perdía vistiéndose o sus manías. Y nos habla de él con una prosa sencilla y directa, el único registro posible para hablar de ese encuentro, el de dos vidas solitarias que convergen y se aceptan. Mapplethorpe fue un gran artista pero Patti nos lleva de la mano hasta que con ella podemos decir: Tú has sido tu mejor creación.

Al final del libro es a Patti a quien queremos conocer, una mujer que es capaz de mirar con ojos compasivos a un ser herido, sin juzgarlo, dejándonos ver la luz que lo cegaba. Puede que haya sido un hombre oscuro y laberíntico, pero en los ojos de la autora se refleja la claridad que fue el verdadero motor de la vida de un hombre roto. Porque las sombras más oscuras son generadas por la luz más intensa.

Deer

Deja un comentario