Tips de lectura #14

Piensa en aquello que más pereza te provoca.  ¿Poner la lavadora? ¿Fregar el suelo? ¿Planchar? Sabes que tienes que hacerlo, pero tu cerebro y tu cuerpo van a contenerse toooooodo lo que puedan. Al final, cederás, TI-E-NES-QUE-HA-CER-LO.

Ahora vamos a plantear la misma situación, pero con otra filosofía. Ponte música, mueve esas caderas, tu persona favorita te acompaña, te ayuda, mantenéis una agradable conversación. Divertida. Abre un refresco, continúa con la charla, puedes ir planchando la ropa. Te relaja. Disfrutas. Es un BUEN MOMENTO, distendido, sin obligaciones.

La lectura debe ser un momento mágico, no impuesto, pero sí demandado por los peques. Conseguiréis que sean ellos quienes os pidan esos momentos si os ven leer a vosotros también. Querrán imitaros, os buscarán con un libro porque será la forma de acercarse a vosotros. Saben que os gusta (os han visto leer) y será la forma de pasar tiempo con vosotros.

Deja un comentario