Novedades (#72)

Te cuento un cuento, una historia, una pequeña anécdota. No, mejor. Contamos un cuento, una breve historia, una pequeña anécdota, JUNTOS, en familia.

El cuento de la hormiguita que quería mover montañas (+3). Michaël Escoffier y Kris Di Giacomo. Editorial Kókinos. 

Una niña le pide a su mamá que le cuente un cuento, pero no de hormiguitas. Y menos de las que quieren mover montañas. Prefiere que haya un dragón maleducado que desencadena un montón de desbarajustes. ¡Pero la hormiguita que quería mover montañas al fin será la heroína!

Leopoldo, el caballero del ciempiés. (+3) Nicolás Gouni. Editorial Kókinos.

Leopoldo, un caballero que va montado en un ciempiés, parte en pos de una princesa. Por el camino se encuentra con otro caballero, su hipopótamo y un conejo-dragón asador de salchichas, quienes le acompañarán en su aventura. Narrado como un libro de caballería con todos sus ingredientes: un caballero cuya motivación es partir en busca del amor de una princesa, el enfrentamiento con otro caballero, personajes extraños como un conejo-dragón, una princesa exigente que pone pruebas difíciles al pretendiente… Pero todo ello con un toque de humor actual, moderno, divertido, hasta surrealista. Un álbum colorido, con ilustraciones muy originales, llenas de detalles que encantarán a los niños. Una propuesta tan arriesgada como la vida de un caballero, muy recomendable para lograr un momento de paz con los pequeños batalladores de la casa.

El otro Pablo (+3). Mandana Sadat. Editorial Kókinos.

Pablo es preciso, metódico y puntual. El otro Pablo es desordenado, impeciso, y distraido. Su encuentro es un juego de espejos. Un cuento entrañable que habla del encuentro y de la diferencia. Que invita a buscar al otro que cada uno lleva dentro de sí.

El agujero negro (+3) Jaime Compaire. Editorial Kókinos.

Los astrónomos dicen que un agujero negro puede ser mucho más grande de lo que eres capaz de imaginar. ¿Qué sabemos de agujeros negros los que no sabemos nada del concepto de agujero negro desarrollado por el astrónomo alemán Karl Schwarzschild en 1916 sobre la base de la teoría de la relatividad de Albert Einstein? Lo mismo que sabría cualquier niño: que son agujeros negros muy grandes, que al principio eran más pequeños, pero que pueden ser más negros y más grandes de lo que imaginas. Y ya se sabe que, puestos a imaginar, los niños nos dan mil vueltas.

Deja un comentario